Cuando se trata de recopilar datos, se recomienda encarecidamente dar siempre prioridad a los datos existentes. De hecho, los sistemas de medición adicionales, aunque a veces son muy útiles, tienen 3 inconvenientes principales: su alto coste; la fiabilidad a veces relativa de estas infraestructuras de medición complementarias; la gran cantidad de datos adicionales para cada sitio, así administrados, y que, a menudo, no se utilizan.

Establecer un plan de acción para la recopilación de datos

Para orientar mejor los esfuerzos financieros, organizativos y temporales, sugerimos seguir el siguiente plan de acción:

  • Explotar primero los datos existentes, luego los datos accesibles, luego los datos creados por una medición adicional;
  • Adaptar el sistema de medición a las necesidades reales: evitar la calidad excesiva (por ejemplo, el conteo por minuto para el monitoreo de energía mensual);
  • Detectar anomalías en grandes volúmenes de datos de energía a través de modelos estadísticos fiables;
  • Dar prioridad a la realización de auditorías virtuales de energía para detectar ahorros de energía;
  • Explicar intuitivamente y eficientemente los datos obtenidos al hacer las preguntas correctas.

Leer también: ¿Por qué la auditoría de energía es una pérdida de tiempo (y dinero)?

(noticia en francés vía datanergy.fr)

Adoptar una estrategia pragmática de recopilación de datos

Los datos son un medio y no un fin en sí mismos. Por lo tanto, es esencial preguntarse cuál es el propósito de su recopilación. Por ejemplo, en el caso de un proyecto para mejorar el rendimiento energético, es importante hacer las preguntas correctas para cada edificio, en el siguiente orden:

  • ¿Es fiable el consumo de mi edificio?
  • ¿Es normal que mi edificio consuma más que sus iguales?
  • ¿Podría mi edificio consumir menos?
  • ¿Qué ahorros puedo implementar en este edificio?
  • Una vez implementadas las acciones, ¿cómo puedo mantener el rendimiento de este edificio?

Una vez que se hacen estas preguntas, es necesario determinar qué datos podrán responderlas y, finalmente, preguntarse: ¿ya existen estos datos dentro de mi organización y qué puedo hacer para recopilarlos de la forma más sencilla posible? Solo tras estas diferentes etapas, la recopilación realmente puede comenzar.

La estrategia de recopilación de datos puesta en marcha parece ser crucial para administrar mejor una cartera de bienes raíces. Descubra los 4 tipos principales de datos disponibles (en francés) para ayudarle en sus pasos.

Artículo publicado originalmente en datanergy.fr

vía Agathe Monteil, Gerente de Proyectos de Marketing en Deepki.