Entender mejor los distintos certificados medioambientales y las certificaciones para sus edificios

Berta Icart
Date08 diciembre 2021

El ecosistema del Real Estate es complejo. A veces resulta difícil encontrarlo y entender las diferencias entre los diferentes certificados medioambientales posibles para evaluar sus edificios. El Blog de Deepki le propone una explicación completa durante las próximas semanas mediante cinco artículos en los que le propondremos una comprobación general del PRI (Principles for Responsible Investment), de la EPRA (European Real Estate Association), del BCORP (B Corporations), del CDP (Carbon Disclosure Project) y del GRESB (Global Real Estate Sustainability Benchmark). Para cada certificado deberemos contestar a las siguientes preguntas: ¿Qué es?, ¿a quién afecta?, ¿cuáles son las condiciones que hay que cumplir para poder conseguirlo? y, sobre todo, ¿Cómo se puede responder?

La importancia de disponer de una estrategia ESG en su organización

Frente a la presión creciente de sus distintas partes implicadas y a una normativa cada vez más exigente, no tiene a día de hoy más opción que incorporar íntegramente los criterios ESG (Medioambientales, Sociales y de Dirección) a su estrategia global. 

Los distintos certificados medioambientales en el sector inmobiliario

Antes de entrar más en detalle en cada certificado a través de cinco entradas completas, le proponemos una primera visión general de los diferentes certificados disponibles en el mercado: 

  • Las PRI (Principles for Responsible Investment): Principios que estimulan a los inversores a incluir las problemáticas ESG (Medioambientales, sociales y de dirección) en el centro de la gestión de sus carteras con el fin de mejorar su rendimiento y la gestión de los riesgos. 
  • La EPRA (European Real Estate Association): Organismo cuyo objetivo es el de promover y desarrollar el sector inmobiliario público europeo mejorando el acceso a la información para los inversores y las distintas partes implicadas y transmitiendo las buenas prácticas.
  • El BCorp (B Corporations): Certificado cuyo objetivo es el de ayudar a las empresas que consiguen compaginar beneficios e interés colectivo a diferenciarse a través de 5 pilares estratégicos: Clientes, Colaboradores, Colectividades, Medioambiente y Dirección. 
  • El CDP (Carbon Disclosure Project): Organización No Gubernamental sin ánimo de lucro que tiene como objetivo involucrar a las empresas así como a los actores públicos en asuntos medioambientales por todo el mundo. 
  • El GRESB (Global Real Estate Sustainability Benchmark): Organismo privado con ánimo de lucro que propone un benchmark que valora el rendimiento ESG de los activos inmobiliarios. 

Para aspirar a conseguir estos certificados, tendrás que aportar información de distinto tipo: patrimonial, de consumo, de rendimiento ESG, etc… También es indispensable optar por un proceso pragmático, basado en la recogida de los datos ya existentes. Descubre las 6 preguntas que debes plantearte antes de lanzarte en un proyecto de recogida de datos y benefíciate de ejemplos concretos descargando nuestro libro blanco: “Datos & RSE: ¿cómo utilizar los datos para evaluar tu rendimiento extra-financiero?