Banco y transformación digital: ¿cuál es la situación de los servicios inmobiliarios?

Berta Icart
Date09 agosto 2021

Sometidos a una competencia feroz, los bancos se han digitalizado sustancialmente para ofrecer a sus clientes servicios online de calidad (consulta de cuentas, operaciones bancarias, solicitud de cita previa, videoconferencias, etc.) Pero ¿qué ocurre con la transformación digital del sector bancario en lo relativo a la gestión inmobiliaria? ¿Los gestores de servicios técnicos e inmobiliarios están tan bien equipados como los clientes para gestionar sus gastos? ¡Es el momento de realizar una comparación de la situación!

Acceder a los datos de forma inmediata

Cuando un cliente de un banco se conecta a su espacio bancario online, accede directamente a las operaciones del conjunto de sus cuentas de forma rápida e intuitiva. La información de la que dispone es fácil de acceso, clara, fiable y segura.
Ahora bien, en el caso concreto de los equipos técnicos de esos mismos bancos no se tiene tan fácil acceso a dichos datos que, sin embargo, son necesarios para realizar labores de control y de gestión de la red de sucursales.
Por ejemplo, para realizar el balance de gastos vinculados a la gestión del parque inmobiliario, los agentes todavía deben recorrer etapas múltiples:

  • Conectarse a distintos espacios clientes para acceder a los datos de gastos (electricidad, seguridad, agua…);
  • Exportarlos manualmente;
  • Y, a veces, incluso trasladarlos a una herramienta de análisis o a una tabla Excel.

En vista de esa dificultad de acceso a los datos, no resulta raro que las direcciones inmobiliarias no sepan de forma precisa lo que pagan. En estas condiciones, resulta difícil entender con claridad las partidas de costes e identificar las sucursales en las que se podrían optimizar los gastos.

Identificar fácilmente las partidas de gastos

Los clientes de los bancos gozan así mismo de una muy buena visibilidad en lo que respecta al desglose de sus gastos mensuales. Pueden, por ejemplo, clasificarlos automáticamente entre “gastos regulares” (alquiler, factura de la luz, etc.), “deudas” (pago de la hipoteca o del crédito al consumo), o “gastos corrientes” (compras alimentarias, salidas, etc.). Los clientes también pueden personalizar el nombre y la clasificación de sus operaciones bancarias para ganar visibilidad y simplicidad.

En cuanto a los servicios inmobiliarios de las sucursales bancarias, no suele existir ningún medio de clasificación de los gastos para identificar las partidas de coste importantes y/o problemáticas. ¿Por dónde empezar? ¿en dónde concentrar sus esfuerzos? Al igual que los clientes del banco, los colaboradores de los servicios de recursos generales saldrían ganando si utilizaran herramientas de análisis centralizadas para optimizar su consumo energético. Por ejemplo, un análisis de las distintas partidas de gastos (sistema de precios, potencia máxima autorizada, volumen de consumo, ficha proveedor, impuestos, etc.) permite entender cómo optimizarlos e identificar las anomalías.

Recibir alertas automáticas en caso de desajustes

Además, mientras que los clientes del banco reciben un SMS en caso de descubierto, ¡los servicios generales raramente disponen de un sistema de alerta en lo que respecta al rebasamiento de gastos del servicio inmobiliario!

Para garantizar el seguimiento de su mantenimiento, los servicios de recursos generales recurren generalmente a una empresa de mantenimiento. Pero ésta debe gestionar a la vez todas las páginas del grupo bancario. ¿Cómo saber por dónde empezar? ¿cuáles son las actuaciones más urgentes? Así, la instalación de alertas que impliquen acciones priorizadas en función del grado de importancia o de rentabilidad podría permitir guiar a los servicios de recursos generales y optimizar el recorrido de los técnicos.

El acceso a una información actualizada, fiable y fácilmente accesible es la forma más segura de permitir a los gestores inmobiliarios ser más operacionales y eficaces. Después de la transformación digital al servicio de los clientes, ¿por qué no aprovechar esta oportunidad de ser más eficaces en la gestión inmobiliaria equipando sus recursos generales con herramientas de análisis de datos?

New call-to-action